22 ene. 2007

Arbol que te mira...



...A veces quisiera doblame
como el árbol que te mira...

por ver la forma de las mariposas
en las nubes...

Por ver otra cara del tiempo
y la brisa,
desde la naturaleza muerta,
de mis brazos...

Quisiera doblarme y verte
para no rompér
cuando los gritos de tu alma hieren..

Y quisiera sentír la tierra
y enraizarme junto a ti,
para no caer...
cuando los vientos de la vida
soplan fuertes...

Y en mi ventana
todo son pajaros
que vuelan lejos...

Quisiera quedarme en la tierra
y ser madera crujiente
con el halo de tu aliento...
viento de sur...

por sentír que cada brizna de hierba
que se mece...

pesa menos que mis lágrimas...

...Cuando te tengo lejos...

20 ene. 2007

... Unidos por fin nuestros cuerpos...


...Perlado de sudor tu cuerpo desnudo...
como lágrimas del amor mas sublime...
horadé tu tierra mojada que redime...
de amar un angel, a mi pecho oscuro...

Y si en amarte no nadé con disimulo
fue que todo me nació de ti tan vivo...
que en tu alma libé de amor divino
la luz de tu panal de miel mas puro.

y el descanso que llegó cual flor divina
reposada mi cabeza asi en tu vientre...
cavilando mientras tu mi hada ardiente
de la almohada compartida en una esquina,
apoyabas tu cabeza ya durmiente...

(Y pensé que en esta vida me sorprende,
que la gente con saber tampoco aprende
que el amor de pureza ser de nieve
no lo mata con insidias ni quien puede)

(Y por eso marcho altivo, sonriente
que cautivo me quedé en alguna fuente
de mirar en sus entrañas por mi hada
que me ama por sentirse bienamada...)

(y no cree en las patrañas de la gente..
que envidiosa de mi amor, tengo ahora enfrente...
porque acaso en el saber nada comprende
que mi niña va montada en sol naciente...)

(y en su altura junto a mi,bien se divierte
con intentos tan precarios como tristes
de quien trata de romper este presente
y dejar amor tan puro tan inerte...)

(Y yo digo...
¡¡Que lo intenten!!
que jamás podrán,
con ser mas fieros,
los comentarios vertidos
cual veneno,
por persona,
que quizás endemoniada,
por envidias...
es su vida, una machada...
que con su infelicidad
eterna esconde...
en poses de amistad
bien falseada.)
Epílogo:
    Y en esto despertaste mi bien mio
    y sonriendo me miraron tus ojitos
    y empezaste a besarme lentamente
    y fundida en mi mirada me preguntaste:
      -¿en que pensabas mi niño?
        y yo te dije:
          -En las serpientes que silban en la tierra...
            y me dijiste:
              -Esas que arrastran el vientre
              por la tierra y el barro
              y escupen veneno...
                y te dije:
                  -En esas mismas...
                    ...Y sonriendo te abrazaste a mi
                    y me volví a ti para amarte
                    y volvimos a ser uno,
                    hasta que el amanecer
                    se convirtió en Ternura...

                    19 ene. 2007

                    ...Mi Hada Amada que Volo...


                    Hada de Miel...
                      en la concha de tu silencio
                      se quedó hoy la tarde...
                        Miras...
                          y tu mirada
                          se puebla entre susurros
                          de mariposas...
                            Que aletean tus pestañas...
                              La copa de tu pecho,
                              rebosante de inocencia,
                              quiero sentír en mis labios,
                              como sienten mis manos...
                              el sonido del agua...
                                Temblando se queda mi ternura,
                                porque tu me la despiertas...
                                  Y aquella aves,
                                  que volaron de tu vientre,
                                  revolotean mi sueño...
                                  como si fuera un estanque,
                                  donde anidar sus miedos...
                                    Las nubes...
                                      contemplan mi vuelo a ninguna parte,
                                      mi volar quieto...entre un viento,
                                      que sólo deseo que cambie,
                                      y me lleve...junto a Ti...
                                        La vida me huye...
                                        no entiende que aliente,
                                        sin Tu calor...
                                          Yo la convenzo cada día
                                          para que no se vaya...
                                          y le cuento mentiras
                                          sobre tu paradero,
                                          imaginandote tan cerca...
                                          que tu susurro se funda,
                                          con mi aliento...
                                            ¡¡Vida no te vayas!!
                                              mi niña esta tan cerca...
                                              como el vapor de la nieve,
                                              en la montaña bella...
                                                Como mi Mar sereno,
                                                de madrugada abierta...
                                                  Como del sol las nubes,
                                                  que doradas se elevan...
                                                    Como las gaviotas
                                                    que son del viento
                                                    y se alejan,
                                                    y se acercan...
                                                    ¡¡Vida no me huyas!!
                                                      Aunque mi corazon ya no sea mio,
                                                      y viva lejos en su pecho de mujer...
                                                        Aunque mi alma en sus ojos
                                                        se hizo voto de perder...
                                                          ¡¡Dame un hilo de ti Vida!!
                                                            Aunque sea por ponerte,
                                                            en sus manos...
                                                            pequeñita y furtiva,
                                                            como una lágrima...
                                                              Y asi renacer en su luz
                                                              que en esta noche se cierra.
                                                                Mi Hada Amada que Voló...

                                                                18 ene. 2007

                                                                El abismo, el agua, la gaviota y tu Luz...


                                                                ...Este cielo de notas al viento,
                                                                que me recuerdan
                                                                el sonido de tu voz lejana...

                                                                que me mienten cada día
                                                                después de soñarte a mi lado...

                                                                y encuentro en mi despertar
                                                                a mi soledad dormida
                                                                alli donde sentía tu calor en sueños
                                                                y tan sólo me estremece
                                                                su piel fria y ausente...

                                                                Y es que a veces
                                                                se encharca en mi barca
                                                                el abismo de tu ausencia
                                                                y sólo soy un pescador
                                                                achicando el agua de mis entrañas...
                                                                para ver en mi fondo negro
                                                                de soledades...

                                                                La pálida luz de tu rostro...

                                                                Tu semblante que brilla
                                                                mecido por la calma
                                                                como la luna en mi Mar...

                                                                Una gaviota ausente,
                                                                pasando, me mira y lleva,
                                                                entre sus alas azules,
                                                                mi dolor de piel de arena...

                                                                Pero pienso que me amas,
                                                                y todo adquiere sentido...

                                                                ...el abismo, el agua, la gaviota,
                                                                y tu Luz...
                                                                  ...Sobre mi Barca....


                                                                17 ene. 2007

                                                                ...Tristeza de Ti...


                                                                ...Esta lejanía de cristales rotos...
                                                                entre mis pies y mis manos
                                                                con llagas que no sangran...
                                                                vacio, mi cuerpo de corazón y Alma
                                                                que huyeron hace tanto ya,
                                                                a tu pecho...

                                                                El Muerto esta en pie
                                                                y habla como un muñeco de cera
                                                                solo...
                                                                desde las cosas que se expresan
                                                                con tus labios...

                                                                Ausencia de alimento de tu ternura
                                                                y tan sólo tu amor en la distancia...
                                                                que lo mantiene,
                                                                moviendo piernas y brazos,
                                                                mientras espera tenerte
                                                                y renacer su amor en Ti...
                                                                ........................................

                                                                Esta calma en cada rincón
                                                                y cada cosa...

                                                                alli donde quisiera ver jugar
                                                                tu sonrisa de niña...

                                                                ...pone a mi pensamiento
                                                                tan hambriento de tu cuerpo...
                                                                que los huesos se me erizan con espinas

                                                                que se hunden desde dentro,
                                                                hiriendo mi carne blanda...

                                                                Alli donde cada cosa
                                                                me mira con tus ojos
                                                                y me devuelve tu sonrisa
                                                                como un borron entre la niebla...

                                                                Y se pierde entre rumores de Olas...
                                                                en un Mar de impotencia triste.

                                                                Olas, que rompen en los escollos
                                                                que dejó en mi pecho
                                                                mi corazón...
                                                                que se arranco y emigró
                                                                desde mi interior...
                                                                para latír ya para siempre
                                                                junto al tuyo...

                                                                Sin parangón perpetuo
                                                                en esos ojos que me miran...
                                                                desde mis adentros.

                                                                Mi Hada de un Mar lejano.

                                                                mi Hada Rota..


                                                                Te Amo de espuma de Sol
                                                                y de agua de luna...

                                                                ...En esta noche
                                                                en que frunces enojada
                                                                tu ceño de princesa...
                                                                no se quedó la velada
                                                                en nada que no fueras Tu,

                                                                Tu en cada pensamiento...
                                                                tu en cada sentimiento
                                                                pues te llevo encadenada...
                                                                a mi tenue pecho abierto...

                                                                Los Suspiros de tu aliento,
                                                                deshojan la madrugada...
                                                                y no entiendo mas Silencio,
                                                                que el que puebla tu mirada...

                                                                Que tu vida es mis adentros
                                                                cual beso de miel y nieve...
                                                                pajaro leve y altivo..que asi siento
                                                                alzándose en mis desvelos...

                                                                Tu mi bien
                                                                que quisiste volar sin alas...
                                                                y se quebraron tus sueños...
                                                                y los mios de tenerte...

                                                                Pero te sueño despierto...
                                                                y hasta dormido te tengo...
                                                                y me tienes tan sereno,
                                                                que de vida y tu estoy lleno...

                                                                Silencio de piel de seda,
                                                                de alma de calma
                                                                de ser incierto...
                                                                de flor azul y Mar sincero,
                                                                de vuelo salvaje en tu pelo..

                                                                Amándote mi Hada
                                                                hoy Rota...

                                                                Mi hada de Mar inmenso...

                                                                16 ene. 2007

                                                                Ya despertaste mi bien...



                                                                ...y fue tu despertar
                                                                como la luz de tu talle tras la aurora…
                                                                y mis ojos se quedaron en tus labios…
                                                                besados por tu mirada…

                                                                Recostada tu cabeza en mi pecho…
                                                                iluminabas de luz cada rincón
                                                                de mi casa…

                                                                Tenía un sortilegio vestido de ti
                                                                en cada madrugada…
                                                                y la magia se llenaba de caricias
                                                                y de agua salada en mi cama.

                                                                Te busque sin encontrarte,
                                                                y te halle…despeinada…
                                                                tu ser esbelto,
                                                                tu pelo trigueño…
                                                                en el campo de mis sábanas.

                                                                ¡¡¡Odiaba los amaneceres
                                                                y los Amo desde que estas tu!!!
                                                                con tu semilla de seda al alba…
                                                                entre tu piel…
                                                                que es la mía…
                                                                y fundidas en tu espalda…
                                                                por dedos que no son míos…
                                                                y se quedan,
                                                                y te abrazan…

                                                                Te Amaré cada Sol y cada Estrella…
                                                                y siempre te soñaré tan bella…
                                                                como tus manos en mi camino…
                                                                como tu Alma en mi destino…
                                                                que ya de ti…

                                                                Se hizo nuestro…

                                                                Mi Hada de piel despierta…

                                                                15 ene. 2007

                                                                ...Estas Dormida...



                                                                Hoy duermes mi bien...
                                                                Y en la barca de tus sueños
                                                                llegas en estas noches
                                                                de carbones en mi pecho...
                                                                Porque estas quebrada...
                                                                como un angel dormido,
                                                                y yo en un descanso doliente...
                                                                del que no quiero despertar

                                                                Sino es en ti...
                                                                junto a tu aliento de niña.

                                                                El sauce en mi pecho
                                                                sigue bebiendo de tu agua..
                                                                en este tiempo de ausencia tuya...

                                                                La paloma de mi alma
                                                                revolotea...
                                                                junto a tus labios durmientes,
                                                                libando de tus besos,
                                                                la miel de su dulzura...

                                                                Y tu sonrisa ...
                                                                se presenta quieta,
                                                                en imágenes...
                                                                que mi retina esconde
                                                                cada noche...
                                                                entre mis pensamientos de ti...

                                                                Sólo recordé que te amaba,
                                                                en un corazón que
                                                                quizás...
                                                                se sintió ya tuyo
                                                                de antaño...
                                                                y ajeno a todos...
                                                                y a todas...
                                                                cuando te pertenecía,
                                                                sin sentirte amándolo...

                                                                Pero hoy que somos
                                                                más de nosotros que del viento...
                                                                En él y en mi Mar
                                                                se fundieron esta tarde
                                                                mis lágrimas por ti...

                                                                Y volveré a dormirme despierto,
                                                                y a despertarme en tu sueño
                                                                como cada uno de estos días...
                                                                en que tu estas tan cerca..
                                                                estando tan lejos...
                                                                Contando las jornadas...

                                                                Hasta nuestro encuentro...
                                                                tan nuestro...

                                                                Mi Hada de un Mar de Luz....

                                                                ...Hoy le hice el Amor a tu Alma...



                                                                Hoy he soñado con tu Alma
                                                                desnuda mi hada de Mar...
                                                                me miraba de lejos
                                                                y yo intuía sus formas a contraluz,
                                                                y me acercaba...
                                                                me ilumino su mirada
                                                                que sin palabras,gritaba:

                                                                ¡déjame beber de Ti!..

                                                                Y mis ojos azules derramaron miel
                                                                sobre tus pechos,y tu boca,
                                                                y mis labios te recorrieron tibia,
                                                                lamiendo lentamente cada pliegue,
                                                                mientras me acariciabas el pelo
                                                                con tus dos manos...

                                                                De repente mi lengua ardía
                                                                sobre la piel desnuda de tu alma,
                                                                y me levantaste la cabeza
                                                                para volver a estremecerte,
                                                                sumergiéndote en mis ojos,
                                                                mientras mis manos multiplicadas por diez,
                                                                rozaban tu piel eterea por lugares
                                                                donde el placer te sorprendía,
                                                                como si fueran caricias nuevas...

                                                                Temblaste, en la inocencia de tu alma,
                                                                y lo sentí...y me detuve un instante,
                                                                para ensimismarme en tu mirada,
                                                                y mi mano posada levemente en tu mejilla,
                                                                se sintió tuya mientras recostabas
                                                                tu rostro suave en ella..

                                                                Y sin un sonido,
                                                                entendí tu desnudez, lúbrica, pura,
                                                                sin artificios...

                                                                Y te amé subidos al altar de esa Roca
                                                                sobre mi Mar ardiente,
                                                                junto al que un día nos amamos
                                                                y mientras tu me acariciabas y besabas...

                                                                Yo me moría por volver a Ti...

                                                                7 ene. 2007

                                                                Una vez...


                                                                Una vez...ame un amanecer y un arbol en los jardines de Aranjuez
                                                                su sonrisa de luna en sombra me dio vida en mi soledad despierta
                                                                dolorida de vientos frios sin abrigo de miradas de lluvia...


                                                                Apoyado en el arbol, su tronco me hablaba de amaneceres
                                                                y días nuevos,
                                                                y un inmenso amor me nacía y llenaba por dentro,
                                                                como salido de la nada...

                                                                Comencé yendo junto a él cada semana, luego dias alternos,
                                                                despues cada día...
                                                                pasaba las horas sintiendo aquel amor en soledad
                                                                hasta que un día, sentí la necesidad de besarlo
                                                                pues tanto era el Amor que sentía junto su sombra y sus ramajes...

                                                                Lentamente me acerque a su tronco oscuro y viejo
                                                                y posé mi beso lleno de Amor entre los pliegues de su corteza
                                                                cuando de pronto, un haz brillante y cegador me invadió por completo
                                                                y abriéndose, desgarrado su tronco
                                                                de él surgió la mujer mas hermosa que jamás contemplara
                                                                derramaba de su rostro la miel de una dulzura tan tenue,
                                                                que mis ojos lloraban con su luz...


                                                                y entonces comprendí
                                                                que siempre me había amado
                                                                incluso antes de saber mi nombre,
                                                                mis soledades, mis miedos,
                                                                o sentido mis caricias

                                                                en el tronco de su captor...

                                                                ...y que yo, siempre la había amado...
                                                                antes incluso de que todo aquel amor

                                                                renaciera en mi...

                                                                Y abrazados en un instante
                                                                eterno de belleza y ternura,
                                                                volvimos a ser uno
                                                                entre nuestros dos cuerpos...

                                                                como una vez lo fuimos...
                                                                entre nuestros sueños...

                                                                3 ene. 2007

                                                                Deseos de Amor...

                                                                Yo quiero amarte despierto
                                                                quiero soñarte dormido
                                                                quiero ser luz de tus ojos
                                                                de tus manos, tus delirios

                                                                Quiero abrir de sol tu alma
                                                                tu soledad haciendo mia
                                                                sentír que eres tu en tinieblas
                                                                de la luz, sereno el día...

                                                                ...Y llevarte tan adentro
                                                                que me huela a ti la brisa...

                                                                De tu risa ser el dueño
                                                                de mi soñar, tu mi sino
                                                                y sentirme tan pequeño
                                                                de tus brazos, mi destino...

                                                                Que en sufrír suframos juntos
                                                                que en soñar, ya siempre unidos
                                                                pues te llevo ya tan dentro,
                                                                que mi alma es desvarío...

                                                                Desvario por tu aliento
                                                                desvarío por ti vivo...

                                                                En tus alas de hada llena
                                                                se tejen hoy mis amores..
                                                                y los viejos sinsabores,
                                                                son hoy ya, lejanas penas...

                                                                Hoy soy yo, angel de vida
                                                                porque tu me la regalas...
                                                                me regalas tu carita
                                                                y tu belleza de grana...

                                                                Hoy....te amé...
                                                                Toda mi Vida...