7 nov. 2007

...A veces...


A veces me quedo esperando que se abra el mundo
y me dé una rosa...

A veces quisiera ser como las gotas de rocío
sobre una promesa...

A veces entiendo en el viento,
las palabras que me provocan la sonrisa
y la lágrima...

A veces me alegro de sentír la vida,
como los pájaros y los atardeceres,
con la alegría y la belleza del que quiere pensar
que es felíz.

"Para a menina que fez de cada um dos meus días, un motivo novo para ser felíz..."