30 sept. 2007

Hoy me pesa la Calma...


...apareció traída por el viento del sur,
y se instaló para acariciarme bajito...

contemplo las nubes,
comprendendiendo que quieren ser otras,
en su transformarse perpetuo...

a veces quise ser otro,
sin cuerpo,


flotando junto a su palidez tranquila,

entendiendo su lenguaje,
de viajes y muerte...


Hoy me pesa el corazón,
me susurra su voz grave e intensa,
contándome, que se detiene el tiempo,
y mi vida se aquieta...

Hoy me pesa la calma,
pero cuanto necesitaba sentír su peso,

Hoy...

23 sept. 2007

Una vez soñé un mundo...

...Un mundo perfecto de belleza quieta,
donde no existian fronteras para amar,
y comprender...

El Sol brillaba y daba calor, como las sonrisas,
y las cosas, simpatizaban con la luna,
que salía como siempre, a ajustar misterios...

En él tu carita me sonreía,
y yo felíz no podía comprender otro mal,
que el de tu ausencia...

Una vez soñé un mundo,
cubierto de abrazos y caricias,
las estrellas eran nuevas y al hablarles,
cumplian nuestros sueños,
sin más que soñarlos...

Una vez soñé un mundo...y aquel mundo,

sólo eras Tu...

eras...Tu.

Hoy lo sueño despierto,
y aunque a veces duela...

sigo esperando que seas Tu...

13 sept. 2007

Vamos a entrar en la Noche...

Entrando en la Noche (Francisco Toledo)

...De puntillas como los elfos y los duendes,
encaramados al silencio que nos sonríe,
buscando las esquinas oscuras,
huyendo de la luz que nos quema los sueños.

Vamos a entrar en la noche
como la luna en el Mar,
cayendo sin notar que morimos,
muriendo sin sentír que caemos,
entrando despacito,
para no despertar a los otros,
aquellos que buscaron la oscuridad antes de nos...

...Unas Olas deliciosas, soplan el viento,
y las crines de caballos bellos
acarician nuestro pelo,
nos mira el agua con cara de sirena,
entre plantas, de olores ajazminados,
a naranja, y enebro...

¡No Corras que me duele!

¡No Corras!

¡Déjame caer sin miedo, solo,
entre ausencias y anhelos,
viendo rostros, vagabundos,
de miradas extrañadas
que quedaron en mi vida,
y me fui sin decir nada,!

¡Déjame morír sintiendo,
este fuego de la nada,
este lamento sincero,
y hasta el filo de la espada.!

No quiero cama sin reino,
sólo ser, un ser de alma,
aspirar flores al viento,
y marchar solo y en calma...

...Vamos a entrar en la noche...

...Y a marchar...

...Sin decír ...

...Nada...


7 sept. 2007

Sólo...

...Casi sin un suspiro,
acabada la tarde, me escapo a tu lado,
jardín de mi recreo,
musa de lunas al viento,
si te amara más se acabaría el mundo,
y yo con él...

vacío como una lámpara que no alumbra,
oculto en madrugadas que no entiendo sin ti...

siniestro y lúgubre, acuciado de belleza porque,
toda se me escapa en ti...

se me queda entre los dedos cuando te besan la piel,
ausente del sol que tu carita alumbra...

me reitero, y es que reiterarme es,
no dejar de sentirme tuyo...

aunque las olas y mi Mar me llamen...
me quedo atado a la estacha de tu pecho,
mecido por la ilusión...

la que te señala como reina de mi vida,
mi cosita preciosa...

y tu mirada ilumina mi mundo...
hasta donde el mundo se desborda,
entre las paredes de mi corazón.

5 sept. 2007

Hoy habla Luis...


Me puse a releer a Luis,
(no le gustaba que le llamaran don Luis),
y me acordé de mi abuelo, ellos se conocieron
y fueron buenos amigos en el Madrid de la
preguerra, cuando mi abuelo,
estudiaba alli para médico, Luis para poeta,
y Madrid era un Pueblo Grande.

Me apetece dejar de él estos reflejos,
puesto que son algunos de los que mas aprecio.
Supongo que los conocereis, sino,
os invito a gozarlos.

"Como una vela sobre el mar,
resume ese azulado afán,
que se levanta hasta las estrellas futuras hecho escala de olas,
por donde pies divinos descienden al abismo...

También tu forma misma,angel,demonio, sueño de un amor soñado,
resume en mí un afán, que en otro tiempo levantaba hasta las nubes,
sus olas melancólicas...

Sintiendo todavía los pulsos de ese afán,
Yo, el más enamorado en las orillas del Amor,
sin que una luz me vea definitivamente muerto o vivo,
contemplo sus olas y quisiera anegarme,
deseando perdidamente descender,
como los ángeles aquellos por la escala de espuma,
hasta el fondo mismo del Amor que ningún hombre ha visto."

Luis Cernuda