28 jun. 2009

...

Un adiós es un silencio,
en el que, como tu lágrima...

Me quedé temblando.