15 feb. 2009

Cuando me miras...


Tu cara es un almendro,
cuajado de flores...
sonríes como la primavera,
y yo cual estío,
soy el siervo callado,
del agua que derramas,
cuando me miras...

Cuando me miras,
se disfraza la tarde de ternura,
con un augurio leve de juventud dorada,
tras la ventana de invierno,
hasta el viento y la lluvia se aman...

Y como te amo no me salen palabras,
desnudo y sin estrado, donde exponer mi alma,
la pasión que necesito me la das a bocanadas,
y me calmas las heridas,
cuando me miras...