11 jun. 2011

Aquel tiempo que necesitabamos los dos...





...no lo tuvimos...

te busque pero no te encontraba...

quizás una hiedra se encaramo a tu ausencia...

y me agarro las dos manos...

como cuando te abrazaba a borbotones,

saliendose las caricias del tiempo de una mirada...

el amanecer rompiendo cadenas que quisimos ponernos,

la duda, atravesandote en la penumbra de mis ausencias...

me llevabas en el mechero,

cada vez que encendías un cigarro,

se encendía en mi mirada...

el fuego de tenerte...

se durmió aquella madrugada, cuando te deje,

mojando tus ojos la madera del suelo...

las pisadas de ambos descalzos y desnudos...

el beso sin sonido...

un adios para siempre...

Hoy vuelvo a encontrarte, y ya no eres la misma...

mas yo sigo asi de lejos...

sin olvidar jamas...

aquel fuego de tenerte...