31 mar. 2009

Siempre miras a poniente...


Siempre miras a poniente
cuando se vuelan tus ojos,
tu mirada sonriente,
y tus cabellos sedosos,

El viento la tira y viene,
para rozarte goloso,
pues eres como la tierra,
torso tibio y siempre hermoso.

Miro al Mar y vuelvo a verte,
eres mi espacio divino,
me pierdo en ti y es mi sino,
rendirme en ti por tenerte.

Rendirme en ti por tenerte,
que es ya en mi, un desatino,
pues por vencido y quererte,
va en tus manos, mi destino...