8 jul. 2007

Decepción...


...Negros los caballos de la tristeza...
oscura piel de marmol, sin brillo, desgarrada
y puta...

La desesperanza cabe en el hueco de mis manos...
la tristeza se llama con un nombre de tierra,
se alimenta de sombras, de alguna desilusión y de
tinieblas...

Se acaban los días azules, y las sonrisas,
la muerte llega con su silencio de piedra,
y se mueren hasta los vientos...

Me duele, me duele tanto que me sangra
hasta el cabello, se me cae una lágrima,
y se evapora sin llegar al suelo...ni mis mejillas la sienten
tan yerto, tan seco...

La belleza que amanecía contándome historias,
es hoy una vieja calavera llena de gusanos,
y carne putrefacta...

Los árboles donde anidaron una vez los pájaros,
son espectros en la niebla...y no se llaman ya
de forma alguna.

¿Quién puede salvar mi sensibilidad de este Averno?

Acaso no existe la suavidad tenue, la entrega absoluta,
sin desvíos...pura, como la sonrisa de un niño,
llena, sincera y sencilla...

Una vez ame a una Rosa, se llamaba como la brisa del Mar...
desaparecía con la madrugada
y me embriagaba con su aroma y su dulzura
cuando se ponía el sol...

Una vez, fui felíz...

es tan efímera la felicidad, tan esquiva...

Una vez quise amar...

Hoy quiero Amar...