23 sept. 2007

Una vez soñé un mundo...

...Un mundo perfecto de belleza quieta,
donde no existian fronteras para amar,
y comprender...

El Sol brillaba y daba calor, como las sonrisas,
y las cosas, simpatizaban con la luna,
que salía como siempre, a ajustar misterios...

En él tu carita me sonreía,
y yo felíz no podía comprender otro mal,
que el de tu ausencia...

Una vez soñé un mundo,
cubierto de abrazos y caricias,
las estrellas eran nuevas y al hablarles,
cumplian nuestros sueños,
sin más que soñarlos...

Una vez soñé un mundo...y aquel mundo,

sólo eras Tu...

eras...Tu.

Hoy lo sueño despierto,
y aunque a veces duela...

sigo esperando que seas Tu...