19 ene. 2007

...Mi Hada Amada que Volo...


Hada de Miel...
    en la concha de tu silencio
    se quedó hoy la tarde...
      Miras...
        y tu mirada
        se puebla entre susurros
        de mariposas...
          Que aletean tus pestañas...
            La copa de tu pecho,
            rebosante de inocencia,
            quiero sentír en mis labios,
            como sienten mis manos...
            el sonido del agua...
              Temblando se queda mi ternura,
              porque tu me la despiertas...
                Y aquella aves,
                que volaron de tu vientre,
                revolotean mi sueño...
                como si fuera un estanque,
                donde anidar sus miedos...
                  Las nubes...
                    contemplan mi vuelo a ninguna parte,
                    mi volar quieto...entre un viento,
                    que sólo deseo que cambie,
                    y me lleve...junto a Ti...
                      La vida me huye...
                      no entiende que aliente,
                      sin Tu calor...
                        Yo la convenzo cada día
                        para que no se vaya...
                        y le cuento mentiras
                        sobre tu paradero,
                        imaginandote tan cerca...
                        que tu susurro se funda,
                        con mi aliento...
                          ¡¡Vida no te vayas!!
                            mi niña esta tan cerca...
                            como el vapor de la nieve,
                            en la montaña bella...
                              Como mi Mar sereno,
                              de madrugada abierta...
                                Como del sol las nubes,
                                que doradas se elevan...
                                  Como las gaviotas
                                  que son del viento
                                  y se alejan,
                                  y se acercan...
                                  ¡¡Vida no me huyas!!
                                    Aunque mi corazon ya no sea mio,
                                    y viva lejos en su pecho de mujer...
                                      Aunque mi alma en sus ojos
                                      se hizo voto de perder...
                                        ¡¡Dame un hilo de ti Vida!!
                                          Aunque sea por ponerte,
                                          en sus manos...
                                          pequeñita y furtiva,
                                          como una lágrima...
                                            Y asi renacer en su luz
                                            que en esta noche se cierra.
                                              Mi Hada Amada que Voló...