16 ene. 2007

Ya despertaste mi bien...



...y fue tu despertar
como la luz de tu talle tras la aurora…
y mis ojos se quedaron en tus labios…
besados por tu mirada…

Recostada tu cabeza en mi pecho…
iluminabas de luz cada rincón
de mi casa…

Tenía un sortilegio vestido de ti
en cada madrugada…
y la magia se llenaba de caricias
y de agua salada en mi cama.

Te busque sin encontrarte,
y te halle…despeinada…
tu ser esbelto,
tu pelo trigueño…
en el campo de mis sábanas.

¡¡¡Odiaba los amaneceres
y los Amo desde que estas tu!!!
con tu semilla de seda al alba…
entre tu piel…
que es la mía…
y fundidas en tu espalda…
por dedos que no son míos…
y se quedan,
y te abrazan…

Te Amaré cada Sol y cada Estrella…
y siempre te soñaré tan bella…
como tus manos en mi camino…
como tu Alma en mi destino…
que ya de ti…

Se hizo nuestro…

Mi Hada de piel despierta…